El Tribunal Supremo ya ha validado en dos sentencias esta práctica empresarial

Los trabajadores que decidan acceder a una jubilación parcial podrán concentrar su jornada reducida en un solo año y, de esta forma, acceder a la jubilación total antes. El 20 de marzo de 2017 el Tribunal Supremo se ha pronunciado al respecto en una sentencia que avala esta práctica. Sin embargo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social rechaza la acumulación de jornada del jubilado parcial.

¿Qué es la jubilación parcial?

La jubilación parcial, también conocida como jubilación flexible, permite acceder a la pensión simultaneándola con una vida laboral a tiempo parcial. En lineas generales, pueden acceder a la jubilación parcial todos aquellos trabajadores por cuenta ajena, socios trabajadores o de cooperativas que reúnan los requisitos para tener derecho a esta retribución. Entre los requisitos para la jubilación parcial están el haber alcanzado la edad ordinaria de retiro, acceder a una jornada de trabajo de entre el 25% y el 50% del tiempo y un período mínimo de cotización de 15 años, 2 de los cuales han de ser anteriores a la solicitud.

El acceso a la jubilación parcial no requiere que el trabajador tenga antigüedad en la empresa que le contrata. Además, si esta modalidad se realiza en el marco de un contrato de relevo se permite que los trabajadores más experimentados puedan formar a nuevos trabajadores.

La principal ventaja de este tipo de jubilación es el incremento del periodo de cotización, opción bastante ventajosa para personas que han cotizado poco tiempo. Desde el punto de vista del empleador, la cotización por jubilación parcial permite un ahorro en la cotización, y además una renovación de la plantilla sin despidos.

Tal como hemos dicho, el jubilado parcial puede reducirse entre el 25% y el 50% de su jornada. Y puede llegar al 75% si el trabajador que le releva tiene un contrato indefinido y a tiempo completo.

Si la jubilación parcial se realiza en el marco de un contrato de relevo, el jubilado parcial debe realizar solo el 25% de su jornada laboral.

¿Qué es lo que hacen muchas empresas?

En lugar de mantener la jornada reducida diaria del trabajador, la concentran en un periodo de tiempo de forma que hacen dos o tres meses seguidos con una jornada laboral normal y luego dejan de ir hasta que se jubilan formalmente.

Esta práctica tan extendida es la que rechaza el INSS, ya que consideran que el concepto de jubilación parcial no se ha creado como una jubilación anticipada. Por este motivo, este organismo ha llegado a extinguir jubilaciones parciales, reclamando la devolución de las cantidades abonadas por dicho concepto.

¿Qué opina el Tribunal Supremo?

El pasado 29 de marzo el Tribunal Supremo emitió sentencia a favor de dicha concentración de la jornada en un solo periodo. Además, consideró la inexistencia de fraude, siempre que se mantenga el contrato de relevo hasta la jubilación ordinaria del trabajador y se abonen las cotizaciones a la Seguridad Social.

De todas formas, el 19 de enero de 2015, el Supremo ya había dictado su primera sentencia en este sentido avalando la concentración de jornada. Por esta razón, es de esperar que habiendo dos sentencias el INSS cambie su criterio de actuación y acepten esta práctica empresarial que beneficia tanto a trabajadores como empresas.

El caso de la sentencia

La empresa Paradores de Turismo había acordado con uno de sus camareros el acceso a la jubilación parcial. De esta forma, el trabajador acordó concentrar su jornada, que era del 15% (jornada mínima que se permitía antes de 2013), en el periodo inmediatamente posterior a acceder a este retiro parcial. Así, el jubilado parcial acumuló todas las horas que debía hacer hasta su retiro definitivo, entre noviembre de 2008 y febrero de 2009, aunque no se jubiló formalmente hasta octubre de 2010.

Tanto la sentencia de primera instancia del Juzgado Social número 7 de Málaga como la posterior del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía estimaron la demanda del INSS, considerando el acuerdo contrario a la normativa de jubilación parcial. Sin embargo, el Supremo ha dictaminado en dirección totalmente contraria validando el pacto entre la empresa y el trabajador.