El art. 40 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores  regula las causas, requisitos, procedimientos y efectos de estas situaciones que modifican el contrato de trabajo.

En España no existe una tradición de movilidad geográfica como en otro países occidentales. Nos encontramos dentro de una sociedad cada vez más global e internacional donde se exige capacidad de adaptación al trabajador.

Existen dos requisitos claros para que exista movilidad geográfica. Por un lado, debe producirse un cambio de centro de trabajo del empleado y, por otro, que esto conlleve cambio de residencia. De hecho, estos requisitos están recogidos en el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores.

Movilidad geográfica

¿Puede la empresa trasladarte? La empresa puede realizar un traslado si existen causas económicas, organizativas o de producción que la justifiquen. Estas razones están relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo de la empresa, así como las contrataciones referidas a la activad empresarial.

¿Qué puedes hacer ante un traslado? Asesorarte con tu abogado laboralista en Castelldefels

  1. Aceptar el traslado. En este caso, se tiene derecho a recibir una compensación por gastos. En este aspecto, se tendrá en cuenta lo que señale el convenio colectivo correspondiente.
  2. Extinguir tu contrato. El empleado debe percibir una indemnización de 20 días de salario por año trabajado.
  3. Impugnar el traslado ante la Jurisdicción Social. El plazo para impugnar es de 20 días inmediatamente posteriores desde que el trabajador recibe la notificación de traslado. Se debe tener en cuenta que hasta que no haya resolución judicial, el empleado debe acatar la orden y trasladarse.

¿Qué es un desplazamiento? 

El traslado se caracteriza por la permanencia del trabajador en ese centro de trabajo. En cambio, el desplazamiento constituye una medida temporal y limitada en el tiempo. La duración del mismo puede alargarse como máximo 12 meses en un período de 3 años. Si se excede de esta limitación temporal estamos ante un traslado.